jueves, 7 de septiembre de 2017

ENDANEA, UN IMPRESCINDIBLE EN FUENTERRABÍA

Buen día!!!

¿Qué tal habéis estrenado septiembre? Yo os reconozco que la vuelta suele costarme bastante, pero en cuanto me organizo los próximos meses, planes, proyectos, cursos... se me curan todos los males :)

Como muchos, he aprovechado las vacaciones para visitar diversos jardines y lugares de interés de los que os iré hablando en las próximas semanas, pero quería empezar el curso con uno de mis lugares preferidos, es tan tan favorito que cada vez que vamos al norte nos acercamos, varias veces si podemos. 

Se trata del Centro de Jardinería Endanea, que se encuentra a las afueras de Fuenterrabía (Guipúzcoa), donde pasamos las vacaciones. 


Endanea es una empresa familiar dedicada al sector de la jardinería desde hace más de cuarenta años. Actualmente es el centro de jardinería más grande de Guipúzcoa, con espacios dedicados a plantas de interior y exterior, mascotas, floristería y decoración, que además cuenta con viveros de producción propia.


Cuando eramos pequeñas, mi abuela nos llevaba todos los años al vivero de Juanito, para comprar begonias y geranios para su balcón, y una mezcla de semillas de césped con margaritas para el jardín. Entonces era, en mi memoria, un invernadero en la montaña, al que llegábamos por una cuesta empinadísima que el Opel corsa de mi abuela subía resollando, y que estaba lleno de luz, color y sonidos de las gallinas, ovejas y vacas de los alrededores. 


Ahora, unos veinticinco años después, el centro de jardinería se ha mudado, ha crecido y ampliado su oferta, pero los recuerdos y el cariño son los mismos. 
Y la verdad, por más viveros y centros que visito, ninguno se compara a este, en serio. 


El acceso al centro actual es mucho más asequible que aquella cuesta de mis recuerdos (menos mal), y conduce a un amplio aparcamiento rodeado de platabandas de flores, árboles, un huerto de hortalizas, hierbas y flores que se va renovando con las estaciones y un graffiti (obra de Arte Factory) que decora el cerramiento de la finca y que, aunque al principio iba a ser un paisaje, finalmente resultó en una serie de escenas de la naturaleza que no podrían gustarme más. 


La primera zona que se encuentra al entrar está dedicada a las plantas de interior, cactus, crasas, plantas carnívoras, orquídeas, tillandsias, bromelias y otras tropicales (y no tropicales) aparecen acompañadas de diversos accesorios como macetas, marcos verticales y decoraciones varias.


En esta zona también se pueden encontrar fuentes y surtidores rodeados de plantas acuáticas.  

Además, desde aquí se puede acceder a la cafetería con terraza donde, aparte de tomar algo rodeado de verde, se pueden adquirir diversos productos de la zona, sidra, vino, conservas, dulces...

Pasadas las plantas de interior se encuentra el área dedicada a las mascotas, donde se pueden encontrar peces, reptiles, aves y mamíferos pequeños. 
También hay perros y gatos, pero estos no se pueden comprar, se pueden adoptar. En su página de Facebook avisan cuando tienen cachorros, cuando estarán disponibles para adopción y cualquier otra información que pueda resultar útil
Personalmente creo que es genial que muchos centros organicen jornadas de adopción (aquí en Madrid también lo he visto) en lugar de dedicarse a la venta... 

Desde la zona de mascotas se accede a las plantas de exterior, una gran nave donde se encuentra una amplia variedad de plantas, anuales y vivaces, arbustivas y herbáceas, tanto autóctonas como exóticas... de todo. 


Todo el personal del centro es muy amable y paciente, escuchan todas las dudas posibles y siempre aportan soluciones e ideas para cada caso particular que se les plantee. 


En el exterior se encuentran las especies arbóreas y los excedentes de otras temporadas. 
Como os he comentado, el centro produce un porcentaje muy alto de la planta que vende, pero también recibe plantas de otros productores de gran calidad y renombre. Es por ello que aquí se pueden encontrar rosas de David Austin o de Meilland, entre otros.


Y, por supuesto, no faltan las mesas dedicadas a la horticultura. Para todos aquellos que quieran tener huerto en casa (y creedme, aquí hay muchos), Endanea dispone de todo el material necesario, mesas y cajas de cultivo, sustrato, fertilizantes, semillas, plantones y todo lo imaginable. 



En las distintas secciones de interior y exterior se pueden encontrar multitud de materiales y menaje necesarios para la creación y mantenimiento de espacios verdes, áridos de distintos materiales y tamaños, contenedores, sustratos, productos fitosanitarios, componentes para la instalación de riego e iluminación, etc.   



Por último se accede a la zona de floristería, donde tienen dispuestos ramos para adquirir en el momento u opciones por si lo que se quiere es encargar para una ocasión especial. 

Los floristas de Endanea trabajan con material fresco y con material preservado para realizar las composiciones de arte floral, no solo ramos o centros, también coronas, tocados, broches o cinturones.


Y el recorrido finaliza en el departamento de decoración donde, como veis, se pueden encontrar millones de cosas para tal fin. 


En la línea de cajas nosotras siempre picamos y nos llevamos una lechuga o unas cuantas manzanas del país, ya que tienen dispuestas en cajones de madera diversidad de frutas y hortalizas frescas de temporada, un vicio. 

Como no quería que la entrada fuese eterna, he tenido que resumir contenido (jeje si, tengo para rato) y que agrupar las fotos, así que si os interesa saber más os animo mucho a que paséis por su página, donde encontraréis toda la información sobre como llegar, los horarios y las actividades que se realizan a lo largo del año, además de varios vídeos y un recorrido virtual...   

Espero que os haya gustado y que os animéis a pasaros si estáis cerca y no lo conoceis ¡¡merece la pena!! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario