jueves, 22 de septiembre de 2016

PARK(ING) DAY 2016

Buen día!!!

¿Que tal está yendo la semana? Por aquí con bastante movimiento de trabajos, proyectos, actividades... Así que muy bien ;)

Como muchos sabréis, hoy termina la Semana Europea de la Movilidad, que busca un cambio en el comportamiento de todos frente a los medios de desplazamiento hacia un transporte más sostenible, para lograr unas ciudades menos congestionadas, contaminadas y ruidosas y una mejora en la calidad de vida de sus habitantes.

Entre las numerosas actividades organizadas para la ocasión ha tenido lugar, como años anteriores, el Park(ing) Day, un evento que consiste en crear un jardín temporal en una plaza de aparcamiento. Con esto, se pretende llamar la atención sobre la necesidad de aumentar y mejorar los espacios verdes, públicos y privados, en las ciudades, y así poder disfrutar de los numerosos beneficios que los jardines tienen sobre el medio ambiente, la economía, la cohesión social y la salud. 

Madrid (España)

Supondréis que, dedicándome a lo que me dedico, esta es una iniciativa que me encanta, teniendo en cuenta además que vivo en uno de los barrios de Madrid con menos superficie ajardinada por habitante, me interesa de manera especial que este mensaje llegue alto y claro al mundo :)

En algunos sitios el nivel de convocatoria es muy alto y el día supone una auténtica fiesta llena de gente y jaleo, lo cual es genial, siempre que no se olvide el fin de este día, su significado y objetivos y no se quede en un día más, si no que anime a la gente a movilizarse y lograr lo que se busca, más espacios verdes, plantas, oxígeno, calidad de vida...

He curioseado por ahí y he seleccionado algunas de las instalaciones que más me han llamado la atención entre las que se crearon el pasado viernes por el mundo, me encanta ver lo que tiene la gente en la cabeza, sus ideas e invenciones. 

A ver qué os parecen ;)

Beirut (Líbano). Vía @ _mariamyehya

Nashville (Estados Unidos). Vía @spookykyles2

Anchorage (Estados Unidos). Vía @themagpieak

Honolulu (Estados Unidos). Vía @keanu4christ y @ara_feducia

Barcelona (España). Vía @alexiaherms

Alexandria (Estados Unidos). Vía @johncraigfennell

Vía @hacesmas

Sola (Noruega). Vía @oleueland

Miami (Estados Unidos).Vía @andreidi

Distrito de Lima (Perú). Vía @jerryccanto 

Baltimore (Estados Unidos). Vía @genslerbmore 

Washington DC (Estados Unidos). Vía @bakedandwireddc

Atlanta (Estados Unidos). Vía @wiagt

San Francisco (Estados Unidos). Vía @cadma27

Perth (Australia). Vía @emergeassociates

Calgary (Canadá). Vía @bioi_studio y @plantshopyyc

Madrid (España). Vía @juannavarrovlc

Morgantown (Estados Unidos). Vía @larocca_larc

Finlay (Estados Unidos). Vía @rcmarchitects

jueves, 15 de septiembre de 2016

UN JARDÍN PARA EDMOND ROSTAND

Buenos días!!!

¿Como lleváis la vuelta al cole? a mi, lo reconozco, me está costando un poco, jeje, entre el calor que está asolando Madrid y el barullo de retomar temas, abrir nuevos y ajustarse otra vez al horario voy como pollo sin cabeza...

Así que he decidido tomarme un respiro y rememorar una de las excursiones jardineras que hemos hecho este verano ;). Un soleado (y caluroso) martes, bien tempranito por la mañana, partimos hacia Cambo-les-Bains, un pueblo francés de la región de Aquitania que está muy cerca de la frontera con España. 

A las afueras del mismo se alza una impresionante villa neovasca, cuyo interior está lleno de habitaciones decoradas al más puro estilo parisino de principios del siglo XX, con grandes ventanales desde los que puede ver, al Este, un precioso jardín de estilo francés, con los Pirineos como telón de fondo, y al Oeste un jardín inglés, ambos rodeados por un umbrío bosque habitado por retorcidos y nudosos robles centenarios. 

Este lugar lleno de contrastes y sorpresas es Villa Arnaga, el lugar al que se retiró el escritor Edmond Rostand, junto a su esposa, la poetisa Rosemonde Gerard, e hijos, Maurice y Jean, cuando tuvo que abandonar París por padecer una infección pulmonar.  

Os diré que Arnaga es una finca enorme, llena de diversas áreas temáticas, la casa, el jardín francés, el jardín inglés, el bosque, la zona de servicio... así que hoy os enseñaré el jardín francés y en entradas futuras veremos el resto ¿os parece?


Conquistado por la belleza de la región, Edmond Rostand decidió instalarse en Cambo y emprender la creación de una villa típica del País Vasco con las proporciones de un palacio y rodeada de bellos jardines a la francesa. 

Así, entre 1903 y 1906, el arquitecto nizardo Joseph-Albert Tournaire se hizo cargo de la construcción de este edificio que se ve como una casona inspirada en la arquitectura regional, en la que se emplearon elementos de la construcción tradicional, transformados para crear una vivienda confortable y moderna, según el estilo Neo Vasco, una corriente arquitectónica desarrollada en Francia a comienzos del siglo XX, que trata de adaptar las necesidades modernas y los progresos tecnológicos a los estilos regionales.


Gracias a un estudio reciente del arquitecto paisajista Françoise Phiquepal y a la gran base de datos que se conserva en Arnaga, se sabe que los jardines que rodean la villa son obra de Edmond Rostand, con algunas ideas y el apoyo técnico de los paisagistas Pierre Ferret y probablemente Achille Duchêne (pionero junto a su padre del renacimiento del jardín a la francesa). 



En el archivo del museo se encuentran innumerables dibujos, cartas e ideas recopiladas por Rostand durante la creación del jardín. 

"Con sus propias manos había dibujado cada parterre, cada macizo florido, cada lecho; había marcado la ubicación de cada arboleda y cada arbusto. Había reflexionado intensamente acerca de los preparativos para la rosaleda, de la altura de cada pasadizo cubierto de carpes, el tamaño de cada tejo, la curva de cada guirnalda de hiedra que unía cada platanero de la gran senda." Jean Rostand. 



Como veis en el dibujo de arriba, la planta baja de la casa se abre a un pequeño jardín vallado con suelo de piedra, lechos elevados de plantas, trepadoras, topiaria y algunos detalles como el reloj de sol en la fachada, la pérgola y las mesas y sillas de madera y de metal. 




A los pies de la escalinata que baja desde la terraza está el llamado "pequeño parterre", formado por dos piezas de césped, a los lados del eje principal, con un seto bajo de boj formando broderie, unos arbustos, también de boj, podados en forma de cono y unas copas de enrejado metálico cubiertas de hiedra. 



Justo llegamos en el momento en que estaban podando el seto bajo, con tijera y según la altura marcada por un cordón sujeto por estacas. Yo ya había visto esta forma de podar por aquí, también en vídeos y fotos, pero a mi hermana Luz, mi compañera en estas andanzas, le pareció muy curioso.


A lo largo del eje principal se pasa, primero, por el parterre florido, formado por una fuente central rodeada por cuatro piezas de césped con una copa de piedra en medio y cerradas por platabandas de flores. 





Al salir del parterre se llega a un área amplia de tierra que sirve como mirador hacia la casa, que ofrece una imagen preciosa tras los parterres de flores, o hacia el final del jardín, donde se sitúan los elementos de agua y la columnata. 

A los lados de este área se encuentran una pequeña orangerie, que en la actualidad hace papel de sala de exposiciones.  



Y en el lado opuesto se encuentra un monumento dedicado a Victor Hugo, Shakespeare y Cervantes, cuyos bustos, obra del escultor A. Maillard, se alzan entre los arcos de una celosía de madera (réplica de la original) sobre la que crecen flores de la pasión y rosas.



El parterre de agua está formado por un gran estanque, junto al que se hayan grandes maceteros llenos de nenúfares y otras plantas acuáticas. A los lados se alternan, entre los caminos, piezas de césped, grandes jarrones con plantas de flor, asientos de madera, bancos de piedra resguardados con mamparas y túneles de carpe (al igual que las mamparas). 







Al fondo del jardín francés se encuentra el parterre de la columnata, presidido por una pérgola, inspirada en el Palacio de Schönbrunn (Austria), desde la que se accede a una fuente por una escalinata flanqueada por diversas piezas de topiaria. 
Las fuentes no están encendidas en todo momento, solo unos minutos cada hora, pero nosotras tuvimos la suerte de poder verlas un ratito. 




Esta zona del jardín no fue construida hasta después de 1912, en el jardín original, planteado y construido entre 1903 y 1906, este espacio consistía en una pradera de césped que luego se transformó en el parterre actual. 
Otro cambio que se produjo en el jardín, este ya hacia 1930, fue protagonizado por el parterre florido, que tomó la forma de una cruz vasca, aunque en la actualidad ha recuperado su aspecto original. 




Edmond Rostand falleció en 1918, y en 1922 la familia vendió la finca a un contratista comercial, cuya viuda transfirió la propiedad a un modista parisino en 1946. 
Finalmente, en 1960, la ciudad de Cambo Les Bains adquirió Villa Arnaga y creó el Museo de Edmond Rostand, que actualmente está impecablemente conservado y lleno de ediciones de las publicaciones de Rostand y su esposa, vestuario de distintas representaciones de sus obras, así como el premio César que recibió Gerard Depardieu cuando interpretó a Cyrano de Bergerac y donó al museo. 




Con el paso de los años, el jardín francés sufrió diversos cambios, los caminos fueron ensanchados en detrimento de las áreas de césped, las piezas de topiaria fueron perdiendo la forma, algunos elementos decorativos desaparecieron, etc. Por ello se creó una campaña de restauración, de tres años de duración, con el fin de devolverle al jardín su forma y esplendor originales.





La dirección de la obra estuvo a cargo Françoise Phiquepal, especialista en jardines históricos, quien, basándose en las corrientes artísticas de la época de Rostand, ideo un plan de plantación basado en colores cálidos, con tonalidades fuertes de rojos y anaranjados, que resaltan sobre los colores pastel dispuestos en pequeñas cantidades. 




Solo os diré que toda la finca me encantó, cada cosa que vimos allí está muy cuidada y en perfecto estado, tanto la casa como los jardines son una maravilla, si tenéis la oportunidad de ir a verla no la perdáis, porque realmente merece la pena. 




Podéis encontrar los horarios aquí

La entrada a la finca cuesta 8€ (muy bien gastados, ya que se nota su uso en todas partes).

Fuentes: Philippe Prévôt. Guide des parcs et jardins du Béarn et du Pays basque. Editions Sudouest.

domingo, 17 de julio de 2016

UN JARDÍN DE ROSAS EN EL PARQUE DEL OESTE

Buen día!!!

Hoy lleno el blog de color, belleza y aromas :) 
¿Cómo? pues con las fotos que hice el pasado 18 de mayo en el concurso "La rosa de Madrid", al que voy desde los años de universidad. La verdad es que me encanta, aunque me perdí las dos últimas ediciones porque, cosas de la vida, se me cruzaron los cables y aparecí por la rosaleda el día que no era, jeje, en fin... 


A mediados del siglo XX, Ramón Ortiz Ferré, jardinero Mayor de la capital, construyó en el Parque del Oeste un recinto especial que serviría como sede para la celebración del primer Concurso Internacional de Rosas Nuevas de la Villa de Madrid. 
Ortiz tomó como modelo para esta nueva rosaleda la que su maestro y antecesor en el cargo, Cecilio Rodríguez, había creado en los jardines del Buen Retiro en 1915 para exposición permanente de esta flor. También tuvo en cuenta los jardines dedicados al cultivo y exhibición de rosas que existían en la Europa occidental desde finales del siglo anterior: el Jardín de Rosas de L´Hay-les roses (Francia), construido en 1899, o el Europa Rosarium, de Sangerhausen (Alemania), de 1902.



Sesenta años después de su inauguración, la Rosaleda del Parque del Oeste sigue siendo foco de atención de cuantos profesionales y especialistas dedican su actividad a una especie floral de la que se conocen en la actualidad más de 20.000 variedades. Coincidiendo con las fiestas de San Isidro, se celebra aquí la edición anual del Concurso Internacional de Rosas Nuevas Villa de Madrid, que desde el año 2000 se complementa con el Concurso Popular Rosa de Madrid: cualquier persona que visite el recinto puede emitir su voto por el rosal que más le gusta.


Las plantas que compitieron en esta edición, 79 ejemplares procedentes de 9 países distintos, llegaron a la Rosaleda hace dos o tres años. Los obtentores las envían con anticipación porque ha de hacerse un seguimiento periódico de su evolución, tarea de la que se encarga una Comisión Permanente, formada por especialistas, que una vez al mes analiza la planta y valora diversas cuestiones: vigor y follaje, floridez, capacidad de refloración, resistencia a las plagas y a las enfermedades, etc.
Pasado el periodo de crecimiento, las rosas ya maduradas participan en el certamen internacional que tiene lugar a mediados de mayo. Para la cita se convoca un Jurado internacional, cuyas valoraciones han de unirse a las de la Comisión Permanente para decidir la mejor rosa nueva del año.

A ver qué os parecen ;)


1

4

5

8

10

12

12

26

28

29. Medalla de plata Villa de Madrid. Obtentor Poulsen Roser

35

37. Medalla de oro Villa de Madrid. Obtentor André Eve

38

39

40

42

44

46

49. Premio a la Mejor Variedad Española. Obtentor Viveros Francisco Ferrer

51

52. Medalla de bronce Villa de Madrid. Obtentor Alain Meilland

53

54

55

60

64

65

70

71

75
76. Rosa con mejor perfume. Obtentor Michele Richardier

77
Fuentes: Diario del Ayuntamiento, El jardín de la alegría